Comunidad Educativa

Comunidad Educativa La Mennais Institucional

 

“Que el amor fraterno reine entre todos los miembros de la misma comunidad. Que cada uno se sienta feliz con la alegría de los demás y sufra con sus penas y que todos se presten, mutuo apoyo para ir a Dios y cumplir su obra. sólo” JMLM

 

Razón de ser

El colegio La Mennais es un colegio “fundado para dar a conocer y amar a Jesucristo y su Evangelio”. En él se conforma una comunidad educativa cristiana de hermanos y laicos que trabajan por la educación integral de los niños y jóvenes basados en la Pedagogía y Espiritualidad Menesianas. Un lugar para promover lazos y formar personas libres y responsables en un espacio educativo de calidad.

Horizonte

La comunidad educativa del colegio integra a los alumnos, exalumnos, educadores y familias en un proyecto donde todos nos comprometemos comulgando con el carisma y estilo de educación menesiana.

Apuntamos a una formación orientada a fortalecer la capacidad de aprendizaje de nuestros alumnos mediante el desarrollo de habilidades y competencias que posibiliten insertarse en el contexto actual de generación de conocimientos, atendiendo la diversidad del alumnado en un marco de sensibilidad y empatía. Del mismo modo nos comprometemos con el entorno social inmediato a través de la organización de experiencias de voluntariado y la participación de redes sociales.

Asumimos una propuesta inclusiva para dar respuesta a las necesidades educativas especiales de cada uno de los alumnos, de forma que todos puedan desarrollar al máximo su potencial.

Acompañamos a nuestros alumnos en la construcción de un sentido de vida que considera la dimensión trascendente del hombre desde lo espiritual y religioso. En la construcción de sentido convergen el ámbito cultural, de anuncio y comunidad. En el encuentro con la cultura, la comunidad y su dimensión trascendente, los niños y jóvenes descubren sus intereses, construyen opciones personales y se proyectan al futuro: dotan de sentido a su vida y descubren su propia vocación.

Desafíos

El Colegio acompaña los avances y las nuevas realidades de la Iglesia y el mundo. Se acuñan nuevos términos que implican nuevas concepciones y desafíos educativos. En el lenguaje cotidiano actual nos son familiares expresiones que tal vez, hace unos años atrás, no se usaban ni tenían el significado y el peso conceptual de hoy.

Estos nuevos enfoques se nos plantean como ideal, nos desafían todos los días y a la vez sentimos que caminamos hacia su concreción. En este proceso de discernimiento y acción aparecieron con fuerza términos como:

Misión compartida

Los signos de los tiempos nos han llevado a constatar que la Misión Evangelizadora no es sólo una tarea de los religiosos consagrados sino que también los laicos son corresponsables de la misma. En ese sentido en el Colegio hemos dado pasos hacia la toma de conciencia y acción que permitan llevar adelante la tarea evangelizadora desde la complementariedad de las distintas vocaciones cristianas sin perder cada una su identidad. Hoy en día tanto la catequesis como la pastoral juvenil (lugares de evangelización explícita) así como los ámbitos de gestión educativa se enriquecen con esta nueva realidad de trabajo conjunto entre Hermanos y Laicos.

Esta Gestión Compartida de nuestro Centro Educativo se ve plasmada en el trabajo en equipo comenzando por los directivos y extendiéndose a toda la organización. Por otro lado se generan nuevos espacios de encuentro y oración donde compartir la vida y la fe dando pasos gradualmente hacia la vivencia de la Familia Menesiana.

Pastoral Educativa

Creemos en una pastoral que atraviesa todos los ámbitos educativos y donde fundamentalmente se celebra la vida. También nuestro fundador intuía lo que hoy para nosotros es un ideal hacia el cual nos encaminamos: “Instruir, educar y evangelizar en un mismo acto y en una misma persona.” JMLM

Colegio inclusor

Sabemos de la preferencia de Juan María, a ejemplo de Jesús, por los “más pequeños”. Su vida nos impulsa a “acercarnos a las fronteras”, a “ir donde otros no llegan”.

Por eso asumimos el desafío de incluir a alumnos con necesidades educativas especiales brindándoles un lugar y acompañamiento adecuado para su pleno desarrollo.

Estas nuevas vivencias nos han hecho crecer a todos como Comunidad Educativa. Anhelamos que en el Colegio cada uno sea respetado en su diversidad y sea acogido en su singularidad.

La animación

El camino que debe recorrer un proyecto educativo que tenga pretensión de proyecto evangelizador tiene nombre propio: comunidad. Ella se integra por hermanos y laicos que han recibido el carisma menesiano (espiritualidad, pedagogía y estilo de vida) como un don particular del espíritu y como camino para vivir su vocación.

Educadores, alumnos y familias, son así invitados a participar de esta comunidad, siendo convocados a la construcción de un proyecto de vida en el que ser persona significa ser con y para los otros. Un camino de unidad y convivencia donde se vive el modelo que anuncia el Evangelio y que anima el proyecto educativo.

Categoría: